jueves, 15 de abril de 2010

Necesidades: El lápiz del aprendiz.



- ...
- Se nota a leguas que te gusta.
- No es eso. Es otra cosa. Lo admiro.
- ¿Por qué?
- Pues porque con él no me aburro.
- Entonces, ¿yo te aburro?
- No, tú me estimulas mucho,contigo comparto mi vida. Además me gustan tus ojos y tus manos.
- Pero si es casi treinta años mayor que tú, no lo entiendo.
- Con él puedo estar cuatro horas seguidas hablando y escuchando frente a un café y no cansarme. No conozco a mucha gente así de mi edad, creo que a nadie.
- ¿Y?
- Y tiene algo encantador, no sé, su voz, su forma de vestir, sus temas de conversación, su nobleza. ¿Te estás poniendo celoso?
- No, pero me hace gracia porque pareces una quinceañera enamorada.
- Pues si quieres defínelo así. Cuando quedo con él ocurre algo muy curioso, yo me siento más mayor y creo que él sufre el proceso contrario, a la inversa, rejuvenece.
- Tienes que contárselo la próxima vez que lo veas.
- No, ni pensarlo.
- ¿Por qué? No es nada malo, dile que lo admiras.
- No. Me daría una vergüenza tremenda, y entonces todo perdería su encanto.
- Me sorprendes.
- Olvidas que por eso estás conmigo, por mi complejo de caja de sorpresas.
- ...

12 comentarios:

La abuela frescotona dijo...

ES UN BELLO ESCRITO, DE UNA SITUACIÓN MAS COMÚN DE LO QUE PARECE, LAS ATRACCIONES DE LAS CUALIDADES SECRETAS DE LAS PERSONAS.
HERMOSO, UN ABRAZO

Recuerdos perdidos dijo...

Gracias Abue.
Me encanta el ser humano, tenemos tantas diferencias, somos tan diversos.

Julio César dijo...

Son ciertas tus palabras. A veces encontramos personas que nos mantienen suspendidos en el aire con una sola palabra. Una conversación versada en interesante es una mina de plata. Hay días en que nos levantamos con el pie derecho.
Un abrazo.

Miguel dijo...

A mí me pasa frecuentemente esto. Hay personas a quien admiro. Y sólo escucharlas es bastante para sentirme bien. No importa la edad. Lo que importa es esa sencación inexplicable de que algo nos une.

Un beso.

Recuerdos perdidos dijo...

Sí Julio, me encanta encontrarme con personas así.

Miguel suerte tenemos de encontrarlas.

Un saludo

Joselu dijo...

Ese secreto encanto de las personas, que proviene de su ritmo, de sus movimientos, de su entonación, de sus silencios, de su mirada, de lo que dice, aunque esto no es tal vez lo más significativo. Es más bien una puesta en escena lo que nos hace a alguien interesante.

Un abrazo.

Recuerdos perdidos dijo...

Sí Joselu es algo así.

Pedro dijo...

Mi última "conquista" quedó embaucada (palabras suyas) por mi inmadurez, mi elocuencia y mi sentido del humor. Eso bastó. Acabó hace tres meses lo nuestro, tras dos años de relación, pero fue bonito mientras duró, mucho. Tenía ocho años menos que yo...

Recuerdos perdidos dijo...

¿Inmaduro tú, Pedro?
Pero si te muestras práctico e inteligente.
¿O es una percepción mía? ;D

Pedro dijo...

Ja ja...ja...NO soy maduro, ni quiero :)

Vanessa dijo...

Muy buena esta conversación!
La verdad que cuando se está a gusto con una persona se suele decir "lo admiro", pero en realidad son más cosas, lo que pasa que no tienes palabras para explicarlo, porque son cosas que se sienten.
Buen blog!
Te sigo!
Un saludo.

Recuerdos perdidos dijo...

Gracias Vanesa.