jueves, 8 de abril de 2010

Necesidades: ¿De qué color pinta esta noche?


Cansado, mucho, más que bastante. No puede ser de otra forma, es jueves, ¿qué podría esperar? Yo mismo me pregunto y me respondo, para que no quepa duda de mi estado. Giro mi cabeza en la almohada, ahora toca el lado derecho, dentro de veinte minutos pasaré al izquierdo. Me conozco tanto que sé predecir cuando estaré una noche en vela, en blanco, mejor dicho, en negro, ¿quién se habrá inventado lo de la noche en blanco?, no lo entiendo. Lo malo es que mi compañera también hace de bruja Lola, y en el silencio de la noche percibe mis movimientos secuenciales, la luz de la mesita y mi tos nerviosa.

Intenté hasta con “El lobo estepario”, gracias a él he ahorrado en tila y en somníferos una barbaridad, jamás pasé de las quince primeras páginas, un remedio contra el insomnio perfecto. Pero esta noche no ha funcionado, llegué a al página ochenta, aburrido pero sin sueño.

Después de varios giros y de las quejas de Ana decido emigrar el sofá, pongo la televisión, es mi segundo somnífero, suelo utilizarlo en casos extremos. Y hoy es uno de esos casos, son las tres de la mañana y el despertador toca a las siete.

¡Tic, tac!, ¡tic, tac!. Un anuncio tras otro, de los que te venden cosas ilógicas, un alargador de pene, un aparato magnético para ahuyentar los insectos de casa, una malla que te hace perder la barriga. Parece que con los testimonios de supuestos clientes y las ofertas de “Llame ahora, los cien primeros pedidos recibirán un clip de regalo” me van a convencer de algo. Estoy seguro de que el TeleTienda es un secta satánica, siempre lo he sabido.

Al menos, con esta postura en el sillón he conseguido dormir mis piernas, siento hormiguitas por los muslos.Unos cuantos paseos por el piso y una ducha en agua caliente.

Vuelvo a mi noche en blanco, los angelitos me esperan en el cielo.

7 comentarios:

Curro Armenio dijo...

Bien, muy bien.
Ni se te ocurra contar ovejas.

(Los de la Teletienda han puesto sucursal en el infierno. Para los insomnes).

Recuerdos perdidos dijo...

La técnica de las ovejas la desgasté en la época de las oposiciones.

Seguro que el encargado de esa sucursal es el Sr. Liberalismo ;D

Pedro dijo...

¡Insomnio, amigo! Cuántas veces has sido mi compañero de cama sin pedírtelo siquiera, cual vulgar meretriz. Cuántas risas en clase a la mañana siguiente al sobarme en clase de Filosofía y ser objeto común de las chanzas y mofas ajenas. En fin, amigo, te espero dentro de un rato en la cama, a ver qué me cuentas hoy...

Gute Nacht, and good luck with your boss.

Recuerdos perdidos dijo...

Gracias Pedro.

Hay que tener una paciencia de santo con el insomnio.

Bis Dienstag!

La abuela frescotona dijo...

BUENA COSA PARA EL INSOMNIO, ES CONTAR LOS TIC TAC DEL DESPERTADOS.
BUENO, COMO TODO, A VECES FUNCIONA.
LO MEJOR ES LEVANTARSE, Y HACER ALGO, COMO PONER EL LAVARROPAS, ESE RUIDO SUELE DAR SUEÑO.
INTERESANTE ESCRITO, UN ABRAZO RECUERDOS

Miguel dijo...

Ya es malo eso de querer dormir y no poder... La tele suele ser un buen somnífero, pero no es una spero que se te pase y que duermas bien.

Un beso.

Recuerdos perdidos dijo...

Gracias Abue, la próxima vez que no pueda dormir me pongo a limpiar el mueble del salón.

Miguel, me quedé sin somnífero desde el apagón. Y no pienso comprar ningún aparato para volver a verla de nuevo.

Un saludo